pssst ..
Pssssttt . . .
blah blah !

viernes, septiembre 30, 2005

Los 21 Llegaron ya...Y Llegaron bailando Cha, cha, chá...


Después de una larga reflexión, que duró nada más ni nada menos que una semana, por fin me voy a dedicar al relato del Fin de Semana de Celebraciones Cumpleañeras que tuve desde el viernes 23 hasta el domingo 25 de Septiembre.
Para mi cumplir 21 años fue una pesadilla durante todo este 2005, era la fecha más temida y no quería tener ningún tipo de celebración, tengo un miedo enorme de pensar que cuando se superan las brechas de los años terminados en 0, la próxima década llega muy rápido; es decir después de los 21 los 30 están a la vuelta de la esquina.
No sé si afortunada o desafortunadamente las personas que me rodean no están preocupadas de la edad, sino de vivir plenamente y es por eso que el fin de semana pasado ha sido uno de los más celebrados. Comencemos…
El día viernes fue muy especial… mi pololo me dijo que me arreglara porque me tenía una sorpresa y así fue. Llegamos a su casa y tenía preparada la mesa de forma muy especial, a la luz de las velas y con distintos tipos de sushi; lo más impresionante eran los detalles todo estaba perfectamente ordenado y combinado y la música fue lo mejor Bosanova (mi música favorita). Estuvo increíble además que hasta donde yo sabía él nunca había echo algo así.
Y pasamos al sábado, un día bastante extraño, no hice nada en todo el día, pero lo único que sabía era que tenían que estar en la casa de mi papá a las 21:00 al igual que mis amigos, ya que el sábado fue la noche de hombres. Y así fue llegué a las 21:00 y fue tal mi sorpresa que ni siquiera estaba mi papá; así que empecé a esperar. Al fin llegó con una que otra cosa para “engañar la tripa”, ya que el plan era KARAOKE. Preparamos todo y empezaron a llegar las visitas: Checho, Willy, Salomé y Carlos. Llegó la temida Hora 00:00 y todos gritaron ¡Feliz Cumpleaños ahora son 21! Y ahí estaba yo afirmada de una pared como si fuera el holocausto nuclear cuando me di cuenta que la sensación era la misma y la única diferencia era de un dígito. Después de abrir los regalos emprendimos viaje al Karaoke Scala que está en el centro de Arica y ahí la historia fue distinta. Todos cantando con o sin micrófono, Willy y su infaltable show cantando en pleno escenario (una vez más) “Jamás podré olvidar, la noche en que te besé…”, el saludo de Cumpleaños por altavoz dicho por el Dj del Karaoke, un momento para bailar y más canto… En resumen fue un chiste, nos reímos demasiado y quedamos de acuerdo que lo mejor es un Karaoke y los amigos para aunar criterios de Carrete ya que, cuando es un grupo demasiado heterogéneo es muy difícil ponerse de acuerdo, pero ése día le achuntamos medio a medio.
Domingo 25 “DIA D” no había escapatoria los 21 estaban sobre mis hombros y no podía hacer nada al respecto más que hacerme la weona y engrupirme pensando que eran sólo una ilusión. Este día lo reservé para mis compañeras de la universidad: “Es sólo un tecito de puras niñitas” decía mi mamá en la cocina a mi madrina mientras preparaba todo por vez número 21; la temática de este año: MINNIE; letrero, mantel y sorpresas, tengo la percepción que con mi mamá todos los años escogemos un tema infantil para “amenizar el ambiente" con la esperanza de que el tiempo no haya pasado y seguimos celebrando el cumpleaños número 5, celebración que quedó atrás hace 16 años. En fin, mis amigas llegaron comimos como si el mundo se fuera a acabar, hablamos de hombres por su puesto, de anécdotas, cahuines universitarios, pelamos a los profes, molestamos a las más viejas (que por suerte no era yo) y cantamos el Happy Birthday. Llegaron alrededor de las 20:00 y se fueron a las 01:00, estuvo muy entretenido y una vez que se fueron me di cuenta que los 21 no empezaron tan mal y que por lo tanto tienen buena proyección; eso me subió bastante el ánimo y provocó mi total relajo por primera vez en todo el fin de semana.

6 Al Bronce

martes, septiembre 20, 2005

Un Fin de Semana En La Dimensión Desconocida...

Todo comenzó el día Viernes 16, pasé todo el día con mi amigo Checho: Almorzamos en el centro, fuimos de compras a la nunca bien ponderaba "Ropa Americana" y luego el clásico café en la tarde. Después de despedirnos me junté con mi pololo, que estaba depre, por problemas en el laburo, así que nos fuimos a dar una vuelta para conversar el drama. Una vez superado el problema, llamamos a los que se han convertido en nuestra otra mitad (Nitza y Willy) para comenzar a organizar el carrete que se venía como inauguración del fin de semana tan especial que se avecinaba (el ya pasado fin de semana 18chero). Mis amigos ya estaban enfiestados después de haberse paseado por las ramadas y haber catado cuanta chicha se les cruzó, asi que, para no ser menos fuimos en compra del elixir nacional, para ponernos a tono con la compañía. Luego de eso decidimos ir a la Zonna, que es una discoteque relativamente nueva en Arica, yo era la más entusiasmada porque no la conocía; claro que, todo mi entusiasmo se vió opacado una vez que llegamos a tan "distinguido recinto", era una convención de pungas y a riesgo de que me tilden de clasista, nadie hubiera resistido la impresión después de ver esos escotes y minifaldas en las mujeres y esas camisetas musculosas que dejaron los músculos en la casa junto con las camisas "POLO" con las mangas arremangadas. Traté, les juro que traté de no sentirme diferente, porque, no tenía razón para eso (no nací en cuna de oro ni tengo nada porque sentirme superior, ya que todo lo que tengo es fruto del esfuerzo de mis padres) pero, el punto no son las cosas, me sentí totalmente agredida. Los exponentes de las fuerzas armadas de nuestro país, que realmente no servían ni para jugar ataque en las condiciones que estaban el viernes, me miraban a mi y a la Nitza con cara de "esperen quedarse solas y verán..." Y para que hablar de los exponentes femeninos. Quedó de manifiesto que programas como Mekano y Rojo fueron los culpables de la contaminación visual del Viernes...Lo único que yo pensaba era: "¿NO SE MIRAN AL ESPEJO ANTES DE SALIR?", yo no soy la Cindy Crawford ni mucho menos, pero por lo menos se dónde me aprieta el zapato, que pantalones sacan ese indeseable rollo y también se que las minifaldas no se usan con escote porque hay que mostrar una cosa a la vez y dejar al mismo tiempo un poco a la imaginación. En fin, después de bailar un rato entremedio del "Team Mekano" decidimos despercudirnos un rato e ir al sector del karaoke, donde sorpresivamente mi amigo Willy dió una demostración de personalidad y se subió al escenario a cantar una cumbia que el conocía por nombre y al parecer creía saberse hasta que empezó a pasar la letra muy rápido y el no alcanzaba a cantar; por suerte se encontró con un grupo de "Lolitas" que sí se sabían la canción (que además era en dúo con una voz femenina), así que saltó del escenario para cantar con una de sus nuevas fans y sacar aplausos, un beso y un consumo de regalo mientras nosotros lo admirábamos atónitos entremedio de muchas carcajadas.

Así llegó el Sábado 17 se juntaron nuevamente los 4 Fantásticos, esta vez con el gentil auspicio y mano de obra de mi mamá que nos hizo un vino navegado increíble emprendimos rumbo a la casa de una amiga que vive al lado del Club de Huasos, ahí nos encontramos con muchas caras conocidas, pero el ambiete estaba algo extraño. Las parejas que había (incluyéndome) peleaban y se reconciliaban por los motivos más tontos.
Lo bueno fué que me encontré con un amigo que no veía hace mil años y recordamos los 18 anteriores, nos reimos y cantamos al ritmo de la salsa de Marc Anthony. A eso de las 3:30 am el carrete empezó a guatear así que nos devolvimos a mi casa a reponernos con un exquisito caldo que mi mamá dejó después de cocinar la típica Malaya Dieciochera.
Y por fin llegó el 18, en la tarde fui a las ramadas con Carlitos, ahí jugamos al taca-taca y a los videos de antaño, esos flipers que están en las bodegas y que sólo se despolvan en ésta época. Después su vuelta por la feria dominical y culminamos la tarde en la casa de la Nitza comiendo salteñas y preparando los ánimos para el ansiado carrete dieciochero. Partimos al Club de Huasos (como era obvio los 4 fantásticos) a eso de las 23:00 con mamá incluída, después de autoatendernos sacar una mesa olvidada de un rincón, ponerla donde se nos dió la gana, que los hombres buscaran las sillas y robarnos un mantel que luego tuvimos que devolver, pedimos una "Ponchera" (Una de pisco con Canada Dry), empezamos a empinar el codo y salieron las primeras cuecas que bailé con Willy como nunca había bailado antes, después salsa, regetton y por supuesto la Sonora Palacios. Empezamos a encontrarnos con amigos y conocidos y para mí lo más increíble fue bailar Axé con uno de mis "líderes emprendedores" favorito el Sr. Vlado Mirosevic, fue bizarro verlo tomar Chela y después bailar la Pompa, con eso me dí por pagada; fue como el placer de la Misión Cumplida.

Lo inevitable sucedió todos teníamos que ir al baño,
¿Baño? ¿Qué es eso? en el Club de Huasos en un 18 no se puede tener ese privilegio, así que los 4 fantásticos emprendimos viaje a "lo oscurito" luego de pensar en traspasar al terreno aledaño que estaba cercado por alambres de púa decidimos que lo mejor era atrás de un auto y por turno, Mujeres primero y hombres cuidando y al revés. después de esa experiencia volvimos a "nuestra mesa" que ya estaba ocupada por cualquiera; tanto amigos y como no amigos, nos terminamos la segunda ponchera y antes de decidir irnos el Huaso de turno decidió por nosotros al avisar que tocarían la última cueca y después a la casa; y así fué, bailamos la última cueca y nos fuimos. Por su puesto, hay muchas cosas que se quedan en el tintero, pero debo decir que fué el mejor 18 que he vivido, que más se podía pedir, carrete con los amigos el pololo y la mamá, fué increíble.

El 19 estuvo relajado en la casita pasando el sueño y el cansancio del día anterior, recordando las tallas y riéndonos de todas las peripecias del fin de semana mientras me preparaba mentalmente para volver a la triste realidad del día después.

11 Al Bronce

martes, septiembre 06, 2005

No Hay Lugar Como El Hogar


Hace mucho tiempo que estoy pensando en pedir un traslado de universidad a la zona central, creo que este es un pensamiento que atraviesa la mente de muchos estudiantes a la hora de optar por una casa de estudios superiores…
Todo iba viento en popa hasta que el día domingo me pasó algo muy extraño…
Estaba descansando en mi casa el carrete del día anterior (muy bien acompañada) cuando miré por la ventana y me di cuenta del maravilloso día que había afuera así que decidimos ir a dar una vuelta…
Nos dirigimos a una playa del sector sur de Arica “El Laucho”, al llegar había un sol radiante y la temperatura estaba súper agradable, bajamos y caminamos por la arena mientras disfrutábamos de la brisa marina y fue justo ahí cuando me puse a pensar en el error que estaba a punto de cometer…
En que cabeza loca cabe la idea de abandonar la posibilidad de estar en pleno invierno y poder caminar con sandalias y polera por la orilla de la playa o de ir a ver los valles que son atravesados por sus respectivos ríos…
Creo que los ariqueños que se fueron a Santiago fueron muy valientes; con todo el respeto que me merece la Capital ¿Qué harán ellos cuando Dan Una Vuelta? Irán al Mall, o a algún parque que intenta ser desesperadamente un pulmón para 5 millones de habitantes…
Entiendo que santiago tiene muchas alternativas como grandes fiestas, teatro y exposiciones, pero nada se compara con un clima extraordinario los 365 días del año, la seguridad de poder andar tranquilamente en la calle, que todos anden a su propio ritmo y por último que cuando vayas por la calle te encuentres con todos tus amigos sin tener que pasar de comuna en comuna…
¿De qué sirve que el mejor profesor te esté haciendo clases si tu calidad de vida es mínima?, ¿Cuál es el beneficio de la mejor infraestructura si te llueves más de la mitad del año? O ¿Qué diferencia hace la insignia en un título cuando puedes morir atropellado o en manos de un delincuente camino a alguna de tus clases?
Por eso Dorothy en El Mago de Oz tenía mucha razón “NO HAY LUGAR COMO EL HOGAR”
No por nada Arica es la Ciudad de la Eterna Primavera…

9 Al Bronce

Abejitis !!!
ecoestadistica.com


Nombre: Elisa Palma

Ubicacion: Arica, I Región, Chile

Como ven soy Elisa Palma, Tengo 21 años y estudio psicología en la UTA en Arica.








Jorge Dominguez
Leo Prieto
José Miguel Villouta
Williams Villagrán
Juan Carlos Romero
Pilar Sánchez
Sergio Cortés
Carlos Araya
Mariela Cortés
Blanca Lewin


El Morrocotudo


Credits
Blog Design by:
Joe "ZepilliN" Hallenbeck 2005 ©